lunes, 26 de octubre de 2009

Coleccionistas

Coleccionamos cosas desde bien pequeños, quien sabe si para retener el tiempo. Sellos, cromos de fútbol, llaveros… todo vale. Ya de mayores, el objeto de nuestro deseo cambia. Coleccionamos entonces recuerdos, desencuentros, amores, cicatrices… Conocí a un tipo que coleccionaba la ropa interior que llevaban las mujeres la primera vez que se acostaron con él, un gesto machista que él contaba como si de un valioso trofeo de guerra se tratara.

Para todos aquellos que alguna vez hemos coleccionado algo y especialmente para Fran, coleccionista de cromos de fútbol, cuelgo este álbum de los años 60.

1 comentario:

kawligas dijo...

Como si de un ejercicio de paranormalidad se tratara, se me ha ocurrido mirar hoy tu blog y ¿qué me encuentro? Ese álbum es un mojón de mi memoria, recuerdo una bodega en la calle Luis Oliag, donde mi madre compraba la gaseosa y vagamente viene a mi memoria uno de esos papelitos, con una cara de un jugador impresa. Gracias por el pequeño homenaje.