martes, 16 de noviembre de 2010

Por un Sáhara libre




Parece mentira lo que cambia el poder. Hace apenas siete años, la ahora ministra de Asuntos Exteriores Trinidad Jiménez, encabezaba una manifestación en apoyo de la independencia del pueblo saharaui. Ahora es cómplice del silencio de nuestro gobierno ante el violento desmantelamiento del campamento saharaui en El Aaiún. Marruecos es una dictadura monárquica y no sólo viene ocupando ilegalmente desde hace 35 años unos territorios que no le pertenecen, sino que ejerce sobre sus habitantes una permanente violación de los Derechos Humanos y de la libertad de información y prensa.
Por eso desde este blog condenamos la masacre a la que se está sometiendo al pueblo saharaui y pedimos el apoyo del Gobierno español para conseguir la aplicación de las resoluciones de la ONU y la autodeterminación del Sáhara Occidental.

No hay comentarios: