martes, 11 de enero de 2011

Delincuencia


Juro por mi honor que esta foto es real. Yo mismo la tomé ayer por la tarde en los lavabos de un céntrico bar de Valencia. Aprovechando algún descuido, los ladrones se habían llevado la grifería. La nota del dueño tampoco tiene desperdicio.

No hay comentarios: